¿Se merece Fernando Torres seguir en el Atleti?

d7330-img_20160214_202807Mañana es el día. Mañana Fernando Torres dejará de pertenecer al Atleti, aunque solo sea momentáneamente. ¿Por qué se ha llegado a esta situación? ¿Por qué no está cerrado ya su nuevo contrato?

Nos pasamos el día hablando del fichaje del 9 y no nos damos cuenta de que el 9 ya lo tenemos. El que venga, debe ganarse el puesto. Un puesto que, no lo olvidemos, ahora mismo pertenece al de Fuenlabrada. Tanto escuchar a los envidiosos poner verde al Niño ha debido afectar a los seguidores colchoneros. ¿Por qué no iba Torres a ser titular en el Atleti? Hagamos un poco de memoria.

El año pasado llegó como suplente de Mandzukic en el mercado de invierno llenando el Vicente Calderón en su presentación. Llegaba en un mal momento de forma tras una mala experiencia en Milán. Tardó 8 jornadas, pero finalmente acabó haciéndose con el puesto de titular. En los últimos 12 partidos fue titular en 8 anotando 3 goles, como el que nos dio la victoria ante el Villarreal a falta de cuarto de hora para el final tras una galopada desde el centro del campo después de un robo de balón, o el que anotó de cabeza en un córner ante el Levante en los minutos finales del partido poniendo el empate a dos en el marcador. Estos goles, anotados en las jornadas 34 y 36, fueron determinantes para clasificarnos para la siguiente edición de la Champions League. No olvidemos que la temporada pasada quedamos terceros a un punto del cuarto (Valencia) y a dos del quinto (Sevilla).

Eso es lo que ocurrió en Liga. En Copa del Rey la cosa fue de lujo desde el principio. Su segundo debut, recién aterrizado de Milán, fue ante el Real Madrid en octavos de final. Después de un buen partido en la ida, anotó dos golazos en la vuelta en el Bernabéu que nos dieron el pase a cuartos donde estuvimos cerca de eliminar al Barça, con otro gol precisamente de Fernando.

1454783956036

Más de 100 goles con el Atleti

Esta temporada, tuvo una mala primera vuelta (hay que reconocerlo), en la que anotó solo dos goles. Aunque es necesario recalcar que no dispuso de muchas oportunidades ya fuera por lesión o decisión de Simeone (755 minutos en 22 partidos, lo que equivale a poco más de ocho partidos completos). Sin embargo, en la segunda vuelta fue de los mejores delanteros de la Liga. Anotar 9 goles en 14 partidos con un registro goleador de 0,87 goles cada 90 minutos está solo al alcance de delanteros top, al igual que anotar en cinco partidos consecutivos. Parece que con la llegada del verano nos hemos olvidado de que abrió el marcador en siete encuentros esta temporada, que fue clave en la remontada de Cornellà anotando un gol y asistiendo en otro, que anotó el gol de la victoria en Mestalla saliendo desde el banquillo, o que anotó el único gol del partido tanto en Getafe como en Bilbao. Por no hablar del último partido de Liga ante el Celta donde dio una exhibición o del filón que hemos encontrado con la conexión Koke-Torres. 

En la Champions, a pesar de solo registrar un gol, fue importante en cuartos, semis y final. En cuartos ante el Barça anotó un gol vital en el Camp Nou haciendo un partidazo hasta que el árbitro se lo permitió, en semis con el Bayern hay que recordar que se sacó de la manga la asistencia a Griezmann en el gol que nos dio el pase a la final y que estuvo a punto de anotar un golazo con el exterior en la ida que se estrelló en el palo. Y en la final, a pesar de no realizar un gran partido, luchó, provocó el penalti sobre Griezmann, aguantó corriendo y defendiendo los 120 minutos y lloró como un niño al acabar la tanda de penaltis, como lo hicieron miles de atléticos en Milán, en los bares de España o en sus casas.

Conclusión, está claro que no es el Torres que nos ilusionó cuando era apenas un niño y nos permitía tener la cabeza bien alta frente a los envidiosos ataques de los madridistas (teníamos algo que a ellos se les estaba acabando, Raúl). Tampoco es el Torres que consiguió 24 goles en su primer año en el Liverpool (record histórico para un debutante en la Premier League, ni siquiera Cristiano, Luis Suárez, Agüero o Van Nistelrooy lo han hecho). Sabemos que no es el Torres que fue tercero en el Balón de Oro (lo que actualmente es Neymar), ni el que ganó con el Chelsea la Champions y la Europa League (esta última siendo el mejor del equipo con seis goles en nueve partidos, goles decisivos en cada una de las rondas, desde octavos hasta la propia final).

Él siempre nos ha representado y se merece seguir.

Lleva al Atleti donde quiera que va

No hace falta que nos repitan constantemente que tiene 32 años y que está al final de su carrera, lo sabemos. Pero también sabemos, aunque no nos lo diga nadie, que Fernando ha acabado la temporada a un nivel espectacular de juego, de forma física y de acierto que ya lo quisieran la mayoría de los considerados futuribles delanteros del Atleti. En total 18 goles en 3734 minutos (que equivalen a 41 partidos completos) en esta segunda etapa rojiblanca, lo que nos da un gol cada 2,3 partidos. Unos números que si bien son inferiores a los de nuestros recientes grandes goleadores (Griezmann (1,5), Diego Costa (1,6), Falcao (1,2), Forlán (1,7) o Agüero (1,9)), no están, ni mucho menos, tan alejados como la opinión pública española (y algún atlético) suele pensar. Torres aún tiene cuerda para rato, y cuerda de calidad.

Y aunque Fernando no pudiera más que aportar unos minutos en algunos partidos, ¿qué más da? Somos el Atleti, estamos hartos de gritar al mundo que esto no es un simple club de fútbol, un hobby o una diversión. El Atleti es un sentimiento.

1434021518178

Fernando empezó a los 11 años a defender la camiseta rojiblanca

Y Torres es uno de nosotros, un aficionado del Calderón que tuvo la suerte un día de saltar de la grada al césped. ¿No se merece jugar en el Atleti hasta cuando él quiera? ¿Se nos han olvidado los 7 años de su primera etapa en la que era el orgullo de todos los aficionados, casi como un nieto, un hijo o un hermano (según la edad del aficionado)? ¿Se nos han olvidado los triunfos de España en los que nos sentíamos representado por él y él sentía que representaba al Atleti? Parece que a algunos sí, entre los que incluyo a los miembros del club culpables de que aún no se haya cerrado la renovación, los cuales no deben saber que la camiseta más vendida del Atleti en el mundo es la de Fernando Torres, que al que quieren las grandes marcas para anuncios de televisión es a Fernando Torres, o que el único jugador que puede competir a nivel mediático con las estrellas del Madrid o del Barça es Fernando Torres. Conocimiento, sentimiento y rendimiento (tanto deportivo como económico), ¿qué más queréis?

Tenía por delante a Mandzukic, Vietto y Jackson y acabó mandándolos al banquillo, a la grada y a la China respectivamente. Muy bueno tendrá que ser el fichaje del delantero esta temporada porque Torres está a tope y tiene algo que los demás no tienen: ADN colchonero.

Raúl Sampedro Feito

One Comments

  1. Greetings from Idaho! I’m bored to death at work so I
    decided to check out your site on my iphone during lunch break.
    I enjoy the information you present here and can’t wait
    to take a look when I get home. I’m amazed at how quick your blog loaded on my phone ..
    I’m not even using WIFI, just 3G .. Anyhow, superb blog! http://www.Yahoo.net

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *