EL BUENO, EL FEO Y EL MALO DEL FÚTBOL ESPAÑOL

Haciendo un repaso a la actualidad futbolística de este país en las últimas horas, se me viene a la cabeza el mítico western “El bueno, el feo y el malo”, aquella película en la que Clint Eastwood “El bueno” tiene que lidiar con un pícaro muy pícaro “El Feo” y un canalla muy canalla “El Malo”, para poder salirse con la suya, pese a todas las trabas que esos dos rufianes, le van poniendo durante todo el film. Como si de un western se tratase, el panorama futbolístico de este país tiene a esos mismos protagonistas, con unos nombres y rostros diferentes a los de aquella película, pero estos protagonistas demuestran que la realidad supera a cualquier ficción. A continuación paso a detallar los rasgos y personalidades de mis tres baqueros de la actualidad:

 

villar-EL FEO: Se trata de un personaje muy pícaro, cuyo objetivo principal no es otro, que agarrarse a la enredadera más alta para trepar y trepar. Déspota, maleducado y muy prepotente, le encanta aferrarse a su sillón con uñas y dientes, siempre buscando la forma de salir airoso de toda sospecha de corruptela que se cierne sobre él, siempre rodeado de un séquito de fieles implacables que trabajan para que su amo esté contento y les mantenga el plato lleno. Si aún no sabéis de quien hablo no me voy a dilatar más, su nombre es Ángel María Villar, ese tipo que tras décadas de reinado en la Real Federación Española de Fútbol, sigue en su poltrona permitiéndose el lujo de faltar el respeto constantemente a periodistas, futbolistas, aficionados y a todo hijo de vecino que se cruce en su camino. Capítulo aparte merece una mención,sus ansias de poder en la UEFA, donde el “Feo” mantiene su labor de trepar por la enredadera, ¿Hasta donde va a llegar el señor Villar?

tebas-EL MALO: Frío, calculador, de lengua viperina. Este personaje como sacado de una familia de la mafia siciliana, es como un “capo” cuya meta principal es eliminar a todo aquel que sea un inconveniente, para poder quedarse con el control de toda la corrupción que rodea al mundo del fútbol español. No tiene escrúpulos, saca el revolver y dispara sin piedad, sintiéndose poderoso y respaldado por todos aquellos que temen sus posibles represalias y que son conscientes de que hasta ahora ningún “sheriff” ha osado plantarle cara. Si, estoy hablando del Señor Javier Tebas. Un hombre capaz de jugar con la doble moral, de tal forma que amenaza, por ejemplo, a Marcelino, diciendo que habría que sancionarle por los tuits de su mujer y acto seguido, se permite el lujo de decir, que para los intereses de la Liga es importante que Madrid y Barcelona estén siempre arriba. No se si es más sancionable Marcelino o el mismo Tebas haciendo esas declaraciones, los dos adulteran nuestra competición, con la diferencia de que Tebas es el poderoso y Marcelino un simple actor secundario. Señor Tebas, no habrá paz para los malvados.

el-buenoEL BUENO: Como Clint Esatwood, nuestro personaje ha de luchar contra todos los estamentos, esos estamentos podridos que solo hacen que ponerle piedras en el camino. Pero él, inteligente, astuto y constante, tiene muy claro quienes son sus enemigos y sabe como combatirlos, con paciencia y perseverancia. Es un “baquero” acostumbrado a ser perseguido por malhechores y consciente de ello, utiliza su conocimiento del medio para desembolverse con astucia y no dejar que toda esa banda de “trileros” acaben dando con sus huesos en el suelo. Este “llanero” no es ni mucho menos “solitario”, tiene detrás de él 23 guerreros y miles de seguidores que le arropan y hacen de el “Billy El Niño” perfecto. Es conocido en el lugar como “El Cholo Simeone”. Llegó hace unos años y pese a tener que batirse con Estamentos tan poderosos como son el Arbitral y la propia Liga, ya ha conseguido arrebatar a las grandes potencias económicas varios trofeos, tales como 1 Europa League, 1 Supercopa de Europa, 1 Supercopa de España, 1 Copa del Rey, 1 Liga y dos finales de la máxima competición Europea. Por eso y por muchas cosas más, Simeone es el “Bueno” en toda esta historia. Y como en la propia película de “El Bueno, El Feo y el Malo”, no tengo dudas de que seguirá cosechando triunfos en la misma cara de aquellos que harán lo posible para que no lo logre.

P.D. Señor Florentino Pérez, usted tiene mucho que ver en esta historia, porque es “La mano que mece la cuna”, pero eso ya quedará como capítulo aparte para futuras entregas.

RAÚL SALGADO POLONIO (Radio Neptuno)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *