FERNANDO TORRES. EL NÉMESIS DEL BARCELONA

De pequeños cuando teníamos miedo a que el “hombre del saco” viniera a por nosotros nuestros padres nos decían que no existía, pero lo cierto es que sí existe, hay una leyenda que lleva años atormentando tanto a niños como a adultos que sean aficionados del FC Barcelona, no es otro que nuestro Fernando Torres.

Y es que lleva un total de 11 goles al equipo blaugrana, algo que hace que sea persona non grata cada vez que visita la ciudad condal.

Lo peor de todo para ellos, es que por más que se preparen y se concentren, “el coco” siempre aparece de la manera más insospechada para hacerles gol, de cabeza, con la derecha, con la izquierda, de vaselina, de penalti, de volea y en todas las competiciones les ha hincado el diente

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=RSo6TDeyv4Q]

La pesadilla para los culés empezó en la temporada 2002/2003, la temporada en la que el Atléti volvía a 1ª División. Ahí el Niño (y nunca mejor dicho), adiestrado por un tal Luis Aragonés,  empezaba a dar muestras de sus habilidades y a explotar su potencial.

La maldición no se terminaba ni en los años nefastos del equipo. En la temporada 2004/2005, el Atlético sólo fue capaz de ganar 2 partidos como visitantes en todo el campeonato, pues uno de ellos fue en el Camp Nou, los dos goles de Fernando Torres. Sí, lo sé, sólo el Atleti es capaz de algo así. Ganar en el estadio del campeón, un equipo lleno de estrellas como Ronaldinho, Eto’o, Deco, Giuly, Puyol… El niño dejaba su firma, pero no sería la última.

Sin embargo, el Barcelona decidió acabar de una vez por todas con el monstruo de sus pesadillas. En la temporada 2006/2007, como si de una cacería se tratase, sacaron orcas, antorchas y todo tipo de armas y les endosaron aquél dolorosísimo 0-6. Fernando decidió que era hora de dejarles dormir y todos pensábamos que su idilio goleador frente a los blaugrana había terminado al marcharse al Liverpool.

Nos equivocamos, a pesar de no triunfar en el Chelsea, tuvo la desfachatez de marcar el decisivo 2-2 que eliminaba al Dream Team de Guardiola. Quizá sea lo más recordado de su paso por Stamford Bridge, pues ese gol les permitía acceder a la final de la liga de campeones.

Y como toda película de terror antigua pero exitosa, se hizo un remake, el cual nos lleva al año pasado. Fernando Torres volvía a “su Atléti” y volvía a pisar el césped del Calderón y a marcar tras más de 7 años. ¿Os imagináis a quien? Exacto, a su víctima preferida. Además lo hacía a lo grande, no quería hacer esperar al Calderón, por eso en el 1º minuto anotó un golazo para delirio de la afición. El ídolo había vuelto, el némesis regresaba para quedarse.

Su última gesta que fue el año pasado. Marcó el decisivo gol en la ida de los Cuartos de Champions  en Barcelona. Quizás habría marcado más, pero el señor colegiado tuvo la brillante idea de expulsarle a la media hora de choque, privándole de disputar también el partido de vuelta y seguir aumentando su leyenda.

torres barça.jpg

Y esto nos lleva a la actualidad, el miércoles tenemos partidazo nuevamente en el Camp Nou, correspondiente a la 5ª jornada. Eso significa que en Barcelona ya deben estar colocando los ajos y crucifijos en las puertas, clavando las ventanas y escondiendo a los niños en el sótano, pues el Atlético de Madrid llega a Barcelona. Lo peor de todo, es que el Niño acaba de probar el sabor de la carne por primera vez esta temporada, marcando dos goles frente al Sporting y ahora quiere más…

Tanto si es titular como si sale en la 2ª parte, todos sabemos que Fernando Torres tendrá su oportunidad y el estilo de juego del Barcelona de los últimos años le viene como a un guepardo perseguir a una tortuga en campo abierto… Así que Fernando desde aquí te mando todo el ánimo para que nos des otra noche de gloria a los colchoneros y otra noche llena de pesadillas a los blaugrana.

 

Crack FT9

¡¡¡Aupa Atléti!!!

 

PD: Por favor señor árbitro, sabemos que conviene que Madrid y Barcelona estén arriba, pero nos gustaría acabar el partido con 11 jugadores.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *