A los cuartos de la Youth League

Manolo Cano entrenador del Atlético de Madrid Youth League, salió con un once de lo mas previsible para enfrentarse al Sevilla, un rival de lo más duro y competitivo en este torneo. Cano alineó a  Carlos Marín, Acosta, Manny, Tachi, Mikel Carro, Juan Moreno, Yael (C), Gio, Gómez, Carlos Isaac y Schiappacase, dejando en el banquillo a caras conocidas por la familia colchonera como Salomón Obama.

Tras empezar el Sevilla llevando mucho peligro a la portería del Atlético de Madrid, sería el conjunto de la capital quien se adelantase en el marcador gracias a un gran gol de Acosta. Tras el gol, los nervios empezarían a cobrar factura a los jugadores de Nervión, quienes verían que se quedarían con uno menos por la expulsión de José Calderón tras roja directa, y posteriormente, llegaría el segundo expulsado para el conjunto hispalense, esta vez por doble amarilla a Viedma.

Tras el descanso, Manolo Cano movió el banquillo dando entrada a dos jugadores, Salomón y Ródenas, que sustituyeron a Gio y a Schiappacase. Pero el descanso sentó bien al equipo sevillano que se repuso, y que logró empatar el partido desde el punto de penalti por mediación de José María Amo.

Tras el gol de penalti, poco le duro la alegría al conjunto hispalense, porque el recién entrado Salomón Obama anotó el segundo gol del Atlético de Madrid, tras un córner botado desde la banda derecha, el balón se paseo por el área hasta que le llego al jugador hispano-guineano, que lo mandaría al fondo de la red. El joven jugador, clave en tantos otros triunfos a lo largo por su paso por la cantera rojiblanca, celebro el gol con un fuerte entusiasmo, debido a la importancia que suponía el volver a ponerse por delante en el marcador.

Pero otra vez, el Atlético de Madrid cometió penalti, suponiendo la expulsión de Manny, y de nuevo José María Amo empato el partido, en el minuto 82. Tras este duro mazazo, el Atlético se volvió a reponer, y el técnico del conjunto madrileño decidió dar entrada a Óscar Clemente, que sería, quien dos minutos más tarde, recogió un rechace dentro del área, y en una magnifica media vuelta anoto con su pierna izquierda el definitivo gol de la victoria.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *