Última liga del Calderón (O NO…): 1995/96 Atlético de Madrid 2-0 Albacete

La última liga cosechada en el calderón -ojalá se quede en penúltima- se hizo de rogar. Tras diecinueve años de sequía y falta de títulos, exceptuando alguna que otra copa del rey, el Atleti se desquitó a lo grande con un Doblete. Porque sí, antes de este partido, esa misma temporada, ya había conseguido la Copa del Rey en un partidazo ante el Barcelona con un gol de Pantic en la prórroga.

Con el Valencia a 2 puntos, el Atleti, que llevaba líder desde la jornada 14, debía ganar si no quería depender del buen hacer del Celta (rival del Valencia). El equipo deseaba despedirse de aquella gran temporada con una victoria en casa ante las más de 50000 personas que abarrotaron aquel día el estadio. Antic salió de inicio con: Molina, Geli, Santi, López, Toni, Caminero, Vizcaíno, Pantic, Simeone, Kiko y Penev. Una alineación en la que cabe destacar la presencia de nuestro actual entrenador y salvador: el Cholo. Este, una semana antes del decisivo encuentro, señaló que el título de Liga había que sacarlo de “donde sea y cuando sea”. Y añadió: “Después de los 18 años que ha esperado el Atlético de Madrid para conseguir el título seis días más no son nada”.

El Albacete, con miedo a tener que jugarse la permanencia en el playoff de descenso, salió encerrado con 11 tíos colgados del larguero. Le sirvió para defenderse bien de los 5 córners que tuvo el Atleti en los primeros 12 minutos, pero no iba a durarle mucho más. Pantic colgó una falta escorada desde más de 30 metros para que Simeone hiciera el primero con un gran remate en el primer palo. Cabe destacar que el 49% de los goles de aquella temporada (37/75) llegaron en alguna acción de estrategia “made in Antic”. El título se acercaba cada vez más. El Atleti siguió asediando al Albacete con el objetivo de conseguir un segundo gol que le diera algo de tranquilidad. Y lo consiguió. En el 31, Molina sacó en largo tras un córner del Albacete para que  Kiko, que anduvo más listo que toda la defensa albaceteña , marcara el gol de la sentencia batiendo por bajo al portero. Ya estaba hecho. A partir de ahí el Atleti, se dedicó a hacer lo que mejor se le daba, administrar su ventaja. El Albacete, noqueado tras dos goles en media hora, no supo levantar cabeza y acabó tirando la toalla. Así, el Atleti cosechó su deseada liga tras 19 años y por tanto el doblete en una temporada mágica. Esa temporada Molina se alzó con el trofeo Zamora y además de él, Santi, Caminero, Pantic y Simeone formaron parte del once ideal de la Liga.

Pd: Esperemos que al final de la temporada haya que rebautizar este artículo como la “penúltima liga del Calderón”. Algo difícil, casi imposible dirán muchos. Pero nosotros sabemos que cosas más raras se han visto y que este equipo es capaz de cualquier cosa. ¡AÚPA ATLETI!

Josema Escudero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *