CRÓNICA | Granada CF – Atlético de Madrid: Una victoria muy sufrida

Llegaba el Atlético al Nuevo Estadio de los Cármenes con bajas importantes como la del capitán rojiblanco, Gabriel Fernández que se perdió el encuentro tras ser operado de su mano derecha. Otras bajas importantes para el encuentro fueron las de Fernando Torres y las de Kevin Gameiro. El primero de ellos, tras el susto de Riazor, aún no se ha ejercitado con el grupo mientras que el francés se retiró del entrenamiento el pasado jueves.

Así pues, no se esperaba un partido sencillo para los de Simeone, que esta temporada no está resolviendo con solvencia sus encuentros a domicilio.

Partían en el once inicial, como novedades, Thomas Partey y Nico Gaitán en el centro del campo. En la línea de ataque formaron Griezmann y Yannick Carrasco.

El partido comenzó con dominio absoluto del Atlético y con varias llegadas al área granadina que bien pudieron colocar el primer tanto en el marcador para los rojiblancos. En el minuto cinco, un envió desde la parte izquierda, servido por Filipe Luis, fue rematado por Carrasco que remató fuera. Por unas cosas o por otras, el balón no entró tampoco en acciones posteriores y al Atlético le tocó remar a contracorriente durante todo el partido. En el minuto ocho de la primera parte, el árbitro anuló un gol de Carrasco por fuera de juego inexistente. La acción fue muy reclamada desde el banquillo. Simeone no lo podía creer.

En el minuto 15 se produjo la primera llegada con peligro por parte del conjunto nazarí. Un remate de Adrián Ramos que Oblak atrapó sin problemas.

Tras varios minutos sin acercamientos a las áreas por parte de ningún conjunto, llegaría una falta lateral botada por el Atlético de Madrid. El balón lo puso Filipe Luis y quién remato fue el montenegrino Stefan Savic. Finalmente, su remate se perdió por línea de fondo después de que el linier invalidase la jugada.

En el minuto 36 llegó otra jugada peligrosa por parte del Granada. El peligro se originó a raíz de una falta botada desde la izquierda que se fue envenenando y finalmente se convirtió en un tiro a puerta que tuvo que sacar Oblak con una gran estirada. Solo un minuto más tarde, una contra ejecutada de manera brillante por parte de los granadinos puso el corazón en un puño a los futbolistas rojiblancos que veían como el balón se acercaba peligrosamente al área. Jan Oblak se tuvo que ver obligado a salir de su meta para atajar el balón a ras de suelo.

El partido avanzaba a un ritmo vertiginoso y un pase filtrado por Koke hacia Griezmann dejaba solo al francés en un mano a mano frente a Ochoa. Pero de nuevo el árbitro marcó fuera de juego en la jugada amarrando así otra ocasión del Atlético para ponerse por delante en el electrónico.

Ya en la segunda parte, una sucesión de faltas cercanas al área del Granada, generaron más peligro por parte de los colchoneros que, a pesar de las numerosas llegadas, no lograban anotar.

En el minuto 53 una jugada colectiva del Atlético pudo acabar en gol. La jugada se inició con una buena conducción del esférico por parte de Nico Gaitán, que le cedió el balón a Griezmann dentro del área. El francés chutó a portería, pero su disparo se marchó al lateral de la red.

El Atlético lo siguió intentando con jugadas rápidas, Koke ponía a prueba a Ochoa y después era Carrasco el que lo intentaba tras un disparo a la media vuelta.

Y en el minuto 83 iba a llegar el gol. Córner a favor del Atlético que sacaría Koke en corto para Filipe Luis, el brasileño cedió de nuevo a Koke tras amagar el centro y fue el vallecano, quién, tras un maravilloso pase bombeado al hueco, serviría el balón en la cabeza de Antoine Griezmann que colocaba el 0-1 en el marcador para delirio de la afición rojiblanca presente en el estadio nazarí.

Tras unos minutos de mero trámite, el árbitro del encuentro designaba el final del partido. Un partido que hace que el Atlético sume tres puntos de oro en su lucha por la tercera plaza.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *