Al Metropolitano con el Niño de la mano

No dejes para mañana, lo que puedas hacer hoy se suele decir y en este caso estoy de acuerdo, la renovación de Fernando Torres debería culminarse de inmediato.

A escasos 3 meses de que finalice la temporada, aún estamos con muchas dudas sobre nuestro futuro. Tenemos la duda de qué va a ocurrir con la sanción de fichar, qué sucederá con el himno, si estará listo a tiempo el nuevo estadio… Pero la que más nos preocupa es qué será de Fernando Torres.

A pesar de sus 33 años recién cumplidos, nos sigue demostrando que tiene mucho que dar al equipo en el terreno de juego. La cifra de goles me es indiferente, el trabajo, el sacrificio, aguantar el balón de espaldas, la garra y el pundonor que derrocha cada vez que sale al campo sirve para seguir emocionándome cada vez que le veo. Bueno a mí y las 45.000 personas que llenan el Calderón.

Además de lo futbolístico, es un líder curtido, que genera buen rollo y hace que sea uno de los líderes y “papas” del vestuario, alguien a quien se le respeta y se le admira a partes iguales y del que los Salomón Obama, Schiappacasse y demás canteranos pueden/deben aprender.

Encarna lo que es el Atlético de Madrid, al igual que Gabi, el Cholo, Luis Aragonés y muchos otros. Un símbolo, una leyenda, alguien de quien siempre te sientes orgulloso; alguien que saca nuestra bandera para celebrar un título aunque no esté en el equipo ya; alguien que te marca un gol importantísimo y pide perdón; alguien que merece ganar un título con el Atleti.

Aunque esto para mí es lo de menos (pero hay que valorarlo también), tenemos una estrella en cuanto a marketing, publicidad y venta de imagen se refiere. Es un icono a nivel mundial y eso quieras que no, te reporta muchos beneficios de merchandising a final de temporada.

El lado negativo de esta espera es, cómo no, la prensa. Aprovechan esta situación para machacar al Cholo, inventar malos rollos, dividir a la afición y en definitiva lograr el objetivo de poner más obstáculos en nuestro camino. No hay que darles la oportunidad.

Firmar su renovación ahora, sería una estrategia brillante para dar un plus de cara a final de temporada, especialmente para la Champions. La noticia pondría a los jugadores como motos y la afición ya ni te cuento. Esa mezcla puede crear una vorágine y plasmarse en el campo en forma de… título “prohibido”.

Y finalmente, uno de los motivos principales, Fernando José Torres Sanz tiene que pisar, sentir y golear en el nuevo estadio. No concibo estrenarlo el año que viene y que él no lo disfrute como un atlético más. Es un derecho constitucional que posee todo colchonero.

Así que no lo pensemos más y ahora que tenemos dos aburridas semanas de parón por la Selección es el momento ideal para hacer historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *