El hombre Champions

Saúl Ñiguez se ha ido convirtiendo, poco a poco, en el engranaje del Cholismo, jugando donde el equipo lo necesite, ya sea por el centro del campo, cayendo en una banda e incluso de defensa y siempre haciendolo con creces. Y es que, un año más es uno de los jugadores más importantes en el Atlético de Madrid, consiguiendo, en parte gracias a sus goles y buenas actuaciones, llevar un año más al Atlético de Madrid a las semifinales de la máxima competición europea, la UEFA Champions League, una hazaña nunca antes vista en el Atlético de Madrid.

Y es que en las dos semifinales a las que ha llegado el Atlético de Madrid con Saúl Ñiguez en su plantilla -recordemos que en la temporada 2013/14 donde el Atlético llego a la final Saúl estaba en el Rayo- el ilicitano ha sido un pilar fundamental para llegar a lo más lejos de la máxima competición europea, donde ya ha disputado un total de 26 partidos, siendo el séptimo jugador de la historia del club madrileño con más partidos en la máxima competición. Donde además ha anotado un total de 6 goles, algunos tan importantes como el que le anoto el año pasado al mismísimo Bayern o esta campaña al Leicester en el King Power Stadium. Estos seis goles le hacen en la UEFA Champions League le hacen estar entre los diez máximos goleadores con la camiseta del Atlético y el segundo máximo goleador de la actual plantilla, solo por detrás de Antoine Griezmann(13).

Pero no todo se reduce en goles, sino también en asistencias de calidad como la que otorgo el año pasado en los cuartos de final frente al FC Barcelona a Antoine Griezmann, donde conecto un grandísimo centro con el exterior del pie, que el galo cabeceó al fondo de las mallas. También hay que destacar el trabajo que hace por el grupo, recupera presiona, lucha y cuando el Atlético necesita desahogarse con un balonazo, siempre esta Saúl, pegado en una banda para desde ahí bajar el balón e iniciar la jugada.

Y es que, el joven talento rojiblanco ya esta a tan solo a 16 partidos en competiciones europeas para dejar atrás a una leyenda colchonera como es Don Luís Aragones y a tan solo 6 goles de superarlo también en la tabla de goleadores historicos en la Champions League, con tan solo 22 años.

Si, han oido bien, tan solo 22 años, y ya rinde al grandísimo nivel al que nos ha acostumbrado en las ultimas dos temporadas, y todo ello con los problemas renales que lleva arrastrando desde que en 2015  un fortisimo golpe de Papadopoulos, jugador en aquel momento del Leverkusen, le dejase 38 días apartado del terreno de juego. Y es que, desde ese momento, Saúl jugo con su salud por defender una pasión, la de jugar con su amado club, el Atlético de Madrid, pese a que el golpe le provocaba malestares tras cada partido, dolores que recientemente ha superado, lo que le ha permitido alcanzar un nivel aún más alto, siendo cada día más importante para el Cholo y para el propio conjunto.

   Saúl convaleciente tras el golpe de Papadopoulos.

Y es que ese golpe le hizo más fuerte, le enseño que todo en la vida se puede venir abajo con la más tonta acción, y debido a ello se tatuó en la muñeca la frase que besa tras cada partido “La fuerza no proviene de la capacidad corporal sino de la voluntad del alma”, frase que le motiva cada día a ser
más fuerte y a seguir creciendo como futbolista.

Por todo eso, por lo que demuestras cada día, por la pasión rojiblanca que derrochas en cada metro de campo, por lo que has defendido este escudo, por todas las alegrías que nos has dado y, sobre todo, porque has sabido mantener la endereza pese a los golpes para volver junto a tu compañeros a otra semifinal europea, a estar a las puertas de lograr al fin tan ansiado titulo, gracias Saúl. Sin duda el hombre Champions.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *