Volveremos

La comunión entre el Atlético de Madrid y la afición hace que este sueño pueda seguir adelante, el sueño de conseguir la primera Champions rojiblanca, a pesar de haber sido eliminados por el eterno rival en la semifinal de la Liga de Campeones.

Y así fue, el último partido en el templo rojiblanco, donde ganó el Atlético de Madrid dejándose la vida, hasta la última gota de sangre, aunque ese fuerzo no sirvió para poder obtener ese ansiado pase. Pese a aquello, la afición no dejó de animar, y fue así porque este es un gran paso para que sigamos avanzando juntos hacia ese camino, para poder seguir creciendo y quedarnos entre los campeones de la Champions.

Los colchoneros estamos llenos de orgullo, se intentó pasar pese a que nos llamaban locos, y demostramos que muy locos no estábamos cuando los madridistas estuvieron muy nerviosos, sobre todo después del gol de Antoine Griezmann.

Un equipo sobresaliente, que nunca se vino abajo y que pudimos ver a un Gabi dejándose la piel y aguantando en una segunda parte con mucha intensidad; un Giménez que según los informes médicos iba a llegar muy justo a final de temporada, pero que se esforzó como nadie para estar en el once inicial, y lo consiguió. También vimos a Torres haciendo un partidazo y defendiendo nuestros colores ante un Cristiano Ronaldo burlándose de este escudo lleno de orgullo y de humildad.

Y nos preguntan:¿sentís orgullo y estáis contentos de estar eliminados?. Nuestra respuesta no puede ser otra que sí, sentir orgullo por este equipo después de dejarse la piel durante noventa minutos y luchar por un escudo, unos valores y una pasión trasmitida desde la grada y desde un entrenador y un cuerpo técnico que nos entiende, no como el resto del mundo, que no puede entender esta pasión rojiblanca.

Anoche los jugadores demostraron el cariño a este club, que a pesar de estar destrozados, salieron al campo de nuevo, bajo la tormenta de lluvia que se precipitaba sobre sus cabezas, con todo un Vicente Calderón empapado bajo ésta. Después, sus declaraciones lo confirmaban, estaban contentos, orgullosos y fuertes para afrontar la recta final de la Liga Santander, y con ella, el último partido de liga en el Calderón contra el Athletic de Bilbao, después de pasar por el Benito Villamarín. Además sus palabras expresaron que el año que viene, desde la Peineta, lo darán todo para volver a intentar llegar a la final, y ganarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *